martes, 24 de enero de 2017

Rotación por Hematología (5º curso)

¡Hola a tod@s!

Hoy vengo a contaros una de las rotaciones que más ganas tenía de hacer este cuatrimestre: Hematología.



Es una rotación que elegí yo misma para la asignatura de Médica 2, entre Medicina Interna, Cuidados Intensivos e Infecciosas. La elegí porque, en parte por Marrow y en parte porque siempre me ha llamado la atención, quería saber qué se hace en la planta de Hemato.
No es que el resto de opciones no me gustaran, también me gustaría rotar por estos servicios (especialmente Interna), pero me daba la sensación de que Hemato es diferente a todo lo que he visto hasta ahora y tenía mucho interés en comprobarlo por mí misma.

He de decir que la gente me ha llamado loca por pedir Hemato en vez de las otras opciones que son quizás más generalistas y con más clínica y menos laboratorio. Pero yo me quería quitar el chincho y estoy muy contenta con mi elección.

En estas prácticas he tenido la oportunidad de estar en la planta de enfermedades de la serie blanca (que generalmente es onco hematología) y un día en la consulta de aspirados de médula ósea.

Y lo que he visto me ha sorprendido gratamente.

En la planta el manejo de los pacientes gira en torno a una consideración muy completa de su enfermedad, su organismo en general y su estado actual, que en múltiples ocasiones es una infección. La prescripción de antibióticos  es el pan de cada día, con un nivel de soltura y conocimiento  de los mismos que me ha alucinado.
Yo que olvido los nombres y dosis de los antibióticos con una facilidad pasmosa después de estudiarlos, a mí que nunca me ha hecho especial gracia estudiar infecciones y sus tratamientos... lo vi como algo tan complejo y completo que hasta me pareció interesante como futuro trabajo.

No solo había pacientes oncológicos en la planta, también había pacientes con trombocitopenias, síndromes poco frecuentes con afectación hematológica... 

Una de las cosas que más he disfrutado de la rotación ha sido que los adjuntos me explicaran en qué consistían las patologías de los pacientes, y entenderlas bien, porque realmente estaba viendo a un enfermo que lo padecía y cómo le trataban, qué clínica tenía, cómo le exploraban... Tenía la teoría y la práctica juntas al mismo tiempo. Y ahora sé que no se me va a olvidar en la vida la diferencia entre leucemia y linfoma, por ejemplo. 

Bueno, seamos sinceros; todos (y yo también) sabemos que se me acabará olvidando xD Pero desde luego que lo recordaré durante más tiempo que si solo lo hubiera leído en el papel.

¡¡Es un leucocito de ganchillo!! <3 El patrón es de DIY Geekery.
Si pincháis aquí, podréis ver esta y otras curiosidades biológicas a ganchillo.
Respecto a las técnicas invasivas, he sido testigo por primera vez en mi vida de la realización de una punción lumbar y varios aspirados de médula ósea.
Y... si os soy sincera, no quisiera que me tuvieran que hacer ninguna de estas pruebas nunca. Los pacientes aguantaron como campeones, pero se les notaba en la tensión de los músculos que les estaba molestando mucho y a algunos incluso hasta doliéndoles bastante.
La punción me sorprendió menos porque fue más o menos como me la imaginaba. Pero no me esperaba que saliera tanta sangre del hueso en el aspirado ni que les doliera tanto la succión de la aguja cuando extrae el material.  
Si tenéis curiosidad por cómo es un aspirado, aquí os dejo el enlace a la explicación de MedLine Plus que seguro que lo cuenta mejor que yo.

Con ambos procedimientos me he sorprendido de la autosuficiencia de los hematólogos, porque por alguna razón yo tenía la idea preconcebida de que es una especialidad con poco intervencionismo. Y, a juzgar por lo que podido ver en la rotación, no es así.

En conjunto, he aprovechado muchísimo las prácticas, tanto para aprender como para practicar en el verdadero sentido de la palabra; he historiado y explorado varios pacientes como hace tiempo que no hacía.
Me llevo un recuerdo muy bonito de la rotación, de los médicos que nos han atendido y de los pacientes. Me quedo con la sensación de que me he quitado un chincho que tenía desde siempre; ahora ya sé qué se hace en Hemato. 
Y aunque no lo valore como futura especialidad porque la parte de laboratorio es amplia y no me veo en ese papel, siempre será una especialidad que me llame la atención por su patología y por el manejo tan complejo y completo de los pacientes y estoy segura de que me va a encantar estudiarla el próximo cuatri. 

Y hasta aquí la crónica del día ;)

¿Qué tal os va a vosotros? ¿Cómo habéis empezado el año? ¿Habéis rotado por Hemato u os pica la curiosidad?
Contadme :D

8 comentarios:

  1. Bueeeeeeeeeeeeno!!!! jajaja
    De casualidad que te he leído porque voy liadíiiiisima!!
    Pues yo ahora justo estoy rotando por la parte de laboratorio de Hematología. Y aunque me gusta más la parte clínica, el laboratorio no me disgusta en absoluto. Y más después de vivir la presión del paciente encima... jaja, se agradece no tenerlo siempre delante (y más en una especialidad como la Hemato, donde hay mucho paciente grave y más disgustos de la cuenta...) Estoy en la parte de morfología viendo e informando frotis y me encanta... jajajaja. En realidad me gustaría hacer todo (supongo que es lo que debería hacer al principio) La Hemato es demasiado amplia para tan poco tiempo...

    Me alegra que te haya gustado. Y si te han tratado bien... ¡¡mejor aún!! No creo que sea un error... aunque es una especialidad muy específica, es una "interna". Ve pacientes muy complejos, infecciones muy raras (que los de infecciosas casi no ven ya... porque gracias a Dios el VIH se puede frenar y son pocos los llegan realmente inmunodeprimidos). Nosotros los inmunodeprimimos y ahí pasa... aspergillosis, noocardiosis... de tó...

    Yo creo que todas las médicas tienen una parte de técnicas propias, que está guay. A mí al menos me encantan las técnicas (pero nunca haría una especialidad quirúrgica). Cuando empecé no sabía si me iban a gustar o no... pero me encanta hacer aspirados/biopsias ( sí, el aspirado es molesto... yo siempre les aviso a los pacientes de que notarán una sensación de "vacío" que no se elimina con la anestesia. Haberlo vivido en mis carnes también ayuda a explicarlo ;) ) Y las punciones lumbares+ intratecales... me gustarán... cuando las haga varias veces. Que de momento no he hecho muchas y voy con poca confianza.

    Diferenciar un linfoma de una leucemia fue mi objetivo cuando roté por hemato en su día... jajaja (No te voy a liar... pero hay leucemias que empiezan con masas como si fueran linfomas... y hay linfomas que se leucemizan... jajaja. Al fin y al cabo... la definición más clásica de leucemia es la afectación de la sangre a nivel periférico. Y un linfoma no tiene por qué afectar ni a la médula ósea... ) Pero sabiendo eso, ya sabes lo que sabe la mayor parte de la gente de la hemato!!! =)

    Creo que haber pasado por ella antes, te facilitará un montón el estudio (te lo digo por experiencia propia)
    Ya me contarás qué tal te va, y si tienes dudas o lo que sea, ya sabes dónde encontrarme.

    Pese al trabajo que lleva la residencia (depende de la implicación de cada uno... y la mía es bastante... creo... :S) cada día me gusta más mi especialidad. Me gustan todos los ámbitos de la Hematología... la cantidad de cosas que abarca tan diferentes (todo el campo de la medicina transfusional, coagulación, diagnóstico hematológico, neoplasias hematológicas....), me encantan los pacientes de Hemato (son muy diferentes al resto... Tienen puntos comunes con los de onco, quizás... pero en cualquier caso, diferentes al resto de pacientes... Yo padezco ya con los no hematológicos... jajaja) y se crea un vínculo muy especial. Que a veces es bueno y otra te lleva a disgustos... Es la parte que te lleva a conocer a tus pacientes por nombres y apellidos, y retenerlos siempre en tu memoria, y recordarlos sin querer en las conversaciones con tus compañeros de especialidad.
    En fin... no sigo que me emociono... jaja

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Holaa! Qué genial volver a tenerte por aquí :D

      Lo de las técnicas quirúrgicas yo también lo pensaba, pero estuve viendo varios partos y ahora ya estoy empezando a cambiar de opinión jajaja

      ¡Muchas gracias! Espero no tener que darte mucho la tabarra jejeje xD

      Jo, no sabes la alegría que me da verte tan contenta :) ¡Así se habla!

      ¡Un besote!

      Eliminar
  2. hola guapa! muy original tu blog jejeje vaya peripecias!

    lo que me has dicho de la barra, en principio no tendria porque afectar, pero pasame el codigo que has puesto y te lo miro si quieres! escribeme a miventanafavoritablog@gmail.com y a ver si puedo ayudarte!! :)

    un besito!! gracias por pasarte por mi blog :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, ¡muchísimas gracias!

      ¡A ti por compartir cosas tan útiles!

      Eliminar
  3. Hola, guapa!
    Como siempre, leo tu entrada nada más salir, y después tardo la vida en encontrar un huequito para comentar.
    Qué guay que te lo hayas pasado tan bien. A mi me sorprendió mucho la hemato y me gusta mucho más que otras médicas. Me ayudó mucho rotar para comprenderlo mejor a la hora de estudiar todo el temario.

    Vuestras rotaciones duran más pero no rotais por todo? o cómo va?
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!ja ja ja tranquila, tú comenta cuando puedas y te apetezca :)
      De todas las médicas a mí también es de las que más me llama la atención; aún no me ha tocado estudiarla pero cuando lo haga seguro que haber rotado me ayuda. Al final, ver las enfermedades en enfermos hace que las comprendas en su conjunto y que tardes mucho más en olvidarlas.

      Nuestras rotaciones duran una o dos semanas depende de la asignatura; por ejemplo en Médica solo rotamos por uno de los servicios pero estamos dos semanas en horario de 9 a 13. Este año rotamos dos semanas por casi todo, pero el año pasado la mayoría de las rotaciones duraban 1 semana.
      ¿Vosotros cómo hacéis?

      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Hola! Creo que desde el móvil si me deja comentar. Lo intenté antes con el ordenador como anónimo, y ni eso XD. Blogger me tiene manía.

    Hematología... A mí también me gustó mucho la rotación, no tanto ya estudiarla XD . Pero hemato para el que le gusten mucho mucho las medicas es buena opción: tienes que dominar tu campo y también bastante medicina Interna para manejarte bien con el paciente neutropenico. Una especialidad para valientes!

    Mucho ánimo con los estudios. Un abrazo :) .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, manejan antibióticos muy potentes para infecciones muy peligrosas,tela marinera lo que hacen. Además de que se encargan de todo lo relativo a la sangre, me parece una especialidad muy completa.

      Ya, a mí a veces también me pasa, o se me borran los comentarios... xD

      ¡Mucho ánimo a ti también! Un abrazo

      Eliminar

¡Hola! Agradezco mucho tus comentarios pero, por favor no escribas nada ofensivo ni hagas publicidad de ningún producto. ¡Gracias! Te contestaré tan rápido como pueda :)

Y si quieres, escríbeme a
diarioestudiantemedicina@gmail.com :)